Aunque enviemos facturas a los libreros con un saldo inferior a cinco dólares estadounidenses, no es necesario que realices el pago de manera inmediata. Puedes prorrogarlo hasta el mes siguiente.