Recientemente se han producido cambios legislativos en muchos estados de Estados Unidos, así como en Australia y Nueva Zelanda, que requieren que sea Biblio quien recoja y remita los impuestos de ventas. No es necesario que solicites gastos adicionales para cubrir el pago de impuestos cuando tus pedidos sean enviados a uno de los estados afectados de Estados Unidos, Australia o Nueva Zelanda. Desde Biblio nos encargaremos de hacer eso por ti. Aquí puedes consultar las regiones afectadas y aquí puedes ver información específica sobre los envíos a Australia y Nueva Zelanda. 


Si tu librería NO se encuentra situada en ninguno de estos lugares, no hace falta que hagas nada. Biblio calculará y recaudará el impuesto sobre las ventas como parte del proceso de pago y luego remitirá esos pagos al organismo correspondiente. Verás el impuesto sobre las ventas en los detalles del pedido, pero no serás responsable de calcular o remitir esos impuestos.


Si tu librería SÍ está situada en alguna de estas regiones, Biblio calculará y recogerá automáticamente el impuesto de ventas durante el proceso de pago para aquellos pedidos en los que proceda. Posteriormente, Biblio informará y remitirá este impuesto en tu nombre y tú podrás deducirte ese monto que debes por las ventas combinadas.


Esto aplica a los pedidos enviados a los estados de Estados Unidos afectados por esta normativa, Nueva Zelanda y Australia, con independencia de dónde esté situada la librería. Los impuestos añadidos a un pedido no afectarán a la comisión ni a las tarifas de procesamiento de pagos de ese pedido, ni tampoco afectará al monto que se pague a los vendedores por estos pedidos.


Te aconsejamos que consultes con tu gestor personal si tienes alguna duda sobre la responsabilidad del pago de un impuesto en particular. 


Si tienes alguna pregunta sobre cómo te afecta todo esto a ti, también puedes escribirnos a librerias@biblio.es.