La legislación fiscal más reciente en muchos estados de Estados Unidos obliga a Biblio a calcular, recoger y remitir los impuestos de ventas a esos estados. Si eres un vendedor de una de estas regiones, puedes consultar más detalles sobre el proceso pinchando aquí


Para todas las demás ventas, Biblio no recauda ni remite impuestos o aranceles en este momento. Las ventas se cierran entre el librero y el cliente y, como tal, el librero es responsable del pago de los impuestos aplicables.


Te recomendamos que incluyas el coste de los impuestos sobre las ventas en el precio de tus libros o uses la opción Ajustar cargos en la página de detalles del pedido para solicitar fondos adicionales para impuestos si fuera necesario.