Normalmente hay dos causas que provocan esto:


Una mala conexión a internet. Comprueba que tu internet funciona correctamente y es estable, o contacta con tu compañía de internet en el caso de que no funcione correctamente.


O tu archivo es muy pesado y el navegador considera que la conexión ha terminado aunque el archivo todavía está siendo procesado. En este caso, contáctanos en librerias@biblio.es y te ayudaremos a cambiar tus configuraciones para cargar ficheros vía FTP.